Cualidades que todo inversionista inmobiliario debe tener

Bien, te decidiste por invertir en el sector inmobiliario. Has leído un par de libros sobre cómo invertir y crees que tienes todas las herramientas para poder garantizar tus éxitos futuros, pero quizás no has visto el panorama completo.

David Greene, reconocido inversionista de bienes raíces, redactó un artículo en Forbes donde explica un análisis que llevó a cabo sobre todas las características que poseen los inversionistas inmobiliarios más exitosos que conoce. ¿Te relaciones con alguna de estas características?

El conocimiento está de tu lado

Los inversionistas con grandes portafolios saben lo que mueve al mercado, conocen los ciclos y están siempre al pendiente de todo lo que está sucediendo. Saben reconocer cambios en el mercado antes que los demás y toman oportunidades cuando se les presentan, claro reconociendo siempre las que valen la pena.

Greene le recomienda a los nuevos inversionistas estar al pendiente de la página BiggerPockets.com, a través de la cual pueden plantear situaciones y darse feedback entre personas conocedoras de las inversiones inmobiliarias. Ya que algunos skills que los inversionistas deben poseer es la habilidad de analizar el movimiento del dinero, reconocer propiedades devaluadas, y en general los factores que mueven el mercado, ya que éste siempre es fluctuante.

No subestimes el poder de la paciencia

Todo buen inversionista es paciente. Sin importar que existe una gran presión por tomar proyectos de forma rápida y económica, los mejores inversionistas saben cuando dejar ir proyectos pequeños para cazar buenas oportunidades.

Uno de los graves errores de los inversionistas amateurs es que compran propiedades con el propósito de acatar objetivos antes establecidos. Pero eso no necesariamente significa tomar las mejores oportunidades en el mercado.

Visión

Aunque en el mercado existan ofertas que parecen de “once in a lifetime”, lo cierto es que quien es un buen inversionista toma más interés en analizar una propiedad por lo que podría valer y no necesariamente por cuánto dinero podría significar esa propiedad en este momento. La diferencia entre el buen inversionista y el inversionista atrabancado es que el primero analiza todos los beneficios de una propiedad sin importar si en ese momento esa propiedad tiene o no la mejor oferta. Mientras que los otros se dejan ir por la corriente.

El buen inversionista no solo compra propiedades por el valor establecido, si no que busca darles un valor extra. Como diría Greene, en un mercado competitivo “no se encuentran buenos acuerdos. Se hacen buenos acuerdos”.

photo-1521020773588-3b28297b1e70

Eficiencia

La grandeza está en la simpleza, y la simpleza implica deshacerse de todos esos distractores que no nos permiten ver el panorama claro. Los grandes inversionistas dedican su tiempo a lo que les compete, no a otras tareas que pueden fácilmente delegar. Ser eficiente implica dejar de tomar las responsabilidades que podría hacer alguien más como contestar correos o demás tareas de oficina que alejan a un líder de sus verdaderas responsabilidades.

Concentración

Muy de la mano de la característica anterior, un buen inversionista debe ser una persona que se concentra en alcanzar sus objetivos y no se deja distraer por cosas que no le conciernen. Los obstáculos no los detienen porque aprenden a ver más allá, sin perder la vista de sus metas.

La habilidad para concentrarse incrementa  la productividad. Quizás te enfoques en menos temas, pero estos deben ser los más relevantes y los que más resultados produzcan.

Construcción de relaciones

No por nada la gente más exitosa es la que más contactos tiene. No, no siempre se trata de cuestiones de nepotismo. Muchas veces es porque la gente que llega a los puntos más altos de una empresa, supo jugar el “juego de las relaciones”. De acuerdo a Greene, una de las prioridades en la que se enfocan los inversionistas es en construir mejores relaciones interpersonales. Ya sea para conseguir acuerdos o ganarse grandes proyectos, el tener relaciones construye oportunidades.

Influencia

Nunca, y repito nunca, subestimes el poder de la influencia. Ya sea a nivel personal o a nivel profesional, los mejores inversionistas son aquellos que aprenden el arte de la influencia para poder moverse en el mercado, facilitando el poder obtener dinero, talento y oportunidades.

Es  momento de que medites qué características ya posees y en cuáles tienes que trabajar. Nadie nace siendo un inversionista exitoso. Toma riesgos, siempre habrá mucho conocimiento que podrás adquirir con tiempo y esfuerzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: