Crece tu negocio a través del coworking

Bernie DeKoven acuñó el término “coworking” en el año de 1999, y desde entonces la popularidad de compartir espacios de trabajo se ha ido multiplicando, y de cierta forma, normalizando.

Al día de hoy, la idea de coworking aún sigue siendo cuestionada, pero con todo y los obstáculos que se han impuesto debido a generaciones con un enfoque más tradicionalista, el coworking está tomando fuerza entre los jóvenes emprendedores.

Los motivos son de sobra, ya que está más que comprobado que comenzar tu proyecto personal, start up o empresa en un espacio compartido puede ser muy beneficioso para ti.

Una palabra: NETWORKING

Dentro de un espacio de coworking no sólo trabajarás tú, también compartirás espacio con personas que tendrán una diversidad de profesiones. Por lo que pronto, crearás naturalmente una lista de contactos que son tan ventajosos para tus compañeros como para ti. ¿Te dedicas a la publicidad pero no sabes diseño? ¡Quizás trabajes junto a un diseñador que pueda ayudarte! Y ese ejemplo se puede aplicar a casi cualquier cosa. No hay mejor forma de mantener la supervivencia de tu negocio que a través de un soporte de contactos que te ayuden a fortalecerlo.

¡Aprendes de otros!

Además del coworking, constantemente estarte rodeando de profesionistas dedicados a otros ámbitos laborales, hará que puedas aprender otros conocimientos o mejorar tu propio trabajo a través de feedback. ¡Claro, si tú también pones de tu parte y te acercas a los demás con dudas!

pexels-photo-1015568.jpeg

No tendrás que lidiar con las necesidades de la oficina normal

Una de las ventajas del coworking es que es casi visto como una membresía de club, más que como renta de espacios de oficina, por lo que tú no tendrás que preocuparte por las cuentas directamente, ni por reparaciones o cualquier otra necesidad que tenga el espacio que compartes.

Además es una forma más accesible de tener un espacio de oficina formal. ¡No tendrás que preocuparte por los grandes gastos o una inversión prolongada.

¡Dale presentación a tu negocio ante futuros clientes!

En lugar de recibirlos en tu casa, recíbelos en un lugar que tenga contestación telefónica privada, recepción y sala de juntas. No tienes que gastar un millón de pesos en darle un poco de formalidad a tu negocio. A la larga te conviene porque finalmente tu imagen deja un impacto en los clientes potenciales que preferirán tus servicios profesionales a los de alguien que los recibe en la sala de su casa.

Así que, ¿qué esperas para darle una oportunidad a tu negocio a través del coworking?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: