5 Recomendaciones para elegir un plan de pago

Si estás considerando invertir tu capital en algún tipo de inmueble, debes tener en cuenta varios puntos que te ayudarán a tomar una decisión posiblemente más acertada. Primero que nada, deberás preguntarte si cuentas con el capital completo para pagar de contado, ya que de esta manera te estarías evitando gastos adicionales provenientes de la tasa de interés por crédito solicitado. Sin embargo, pagar de contado significa deshacernos rápidamente de un capital que posiblemente podríamos administrar para realizar dos inversiones a la vez, en lugar de una sola. En esta parte, te recomendamos ampliamente que revises las ventajas y desventajas de invertir a crédito y de contado.

Ahora, cuando te ves en la necesidad de escoger algún tipo de plan de pago, no únicamente encuentras créditos a varios años, sino que también hay planes de dos, tres, cuatro, o más pagos que muchas empresas ofrecen a sus clientes y funcionan como una combinación entre crédito y contado. Hay empresas de construcción que ofrecen sus propios planes para evitar la contratación de un crédito externo y ofrecen, por ejemplo, un plan a dos pagos en los que se paga un enganche del 50%, y tres o cuatro años más tarde se debe pagar el 50% restante, o un plan de crédito a más de 40 meses, etcétera.

 

 

Recomendaciones:

 

COMPARA tu capacidad económica con las mensualidades

pexels-photo.jpg

El primer paso para poder tomar una decisión, es delimitar el alcance de tu presupuesto mensual para eliminar por defecto cualquier opción que sobrepase tu capacidad económica. En este punto, debes evaluar muy bien que el pago de una mensualidad no sobrepase la cantidad asignada que te puedes permitir para abonar cada mes a tu inversión. Lo más recomendable es analizar los gastos fijos que se tienen al mes, para conocer con claridad el presupuesto con el que se tiene para tomar decisiones. De esta manera, se recomienda NO destinar más del 30% de nuestro ingreso mensual para cubrir la mensualidad de la inversión. Por supuesto, esta cifra puede variar dependiendo de las responsabilidades y compromisos económicos que se tengan, por lo que se debe hacer una extensa evaluación de nuestras capacidades.

TIP: Intenta volver a administrar tus gastos mensuales, para descubrir si puedes permitirte mensualidades más altas que te disminuyan los intereses y/o el tiempo de financiamiento. Evalúa qué tan necesarios son tus egresos, cuántos gastos hormiga (como el café de cafetería) te puedes ahorrar y qué opciones más baratas de servicios puedes encontrar.

 

ESTUDIA y compara a detalle los distintos créditos o planes

pexels-photo-313691.jpeg

Una vez que consideramos utilizar algún tipo de plan de pago, ya sea crediticio o no, debemos estudiar a detalle los beneficios que nos pueda traer cada una de las propuestas y compararlas. Se trata de investigar los bancos que puedan ofrecernos un crédito, conocer sus requerimientos para concederlo, sus tasas de interés y todos los detalles. Por otro lado, algunas empresas constructoras ofrecen planes de pago y financiamiento que pueden resultar ser una mejor opción para los inversionistas, según el perfil. Un crédito de banco, bien liquidado, tiene la posibilidad de crearte un buen historial crediticio para futuros préstamos. Sin embargo, ese proceso es muy largo y por ello las empresas también ofrecen sus planes de financiamiento usualmente con tasas de interés considerablemente menores. Es más sencillo ser acreedor a un plan de financiamiento con la empresa de construcción directamente, ya que no suelen pedir tantos requisitos como en el banco. De igual forma, estos planes independientes, te pueden abrir la oportunidad de cancelarlos en el momento en el que lo necesites, claro, con una penalización que varía de acuerdo a la empresa; comparado con un banco, en el que no puedes cancelar el crédito en ningún momento.

 

EVALÚA la tasa de interés y analiza si puedes disminuirla

pexels-photo-859264.jpeg

¡Compara tasas de interés! Muchas veces tenemos que evaluar si nos conviene más tener un crédito a más largo plazo, con mensualidades más bajas pero intereses más altos; o tener un crédito con mensualidades un poco más elevadas, con un lapso menor de deuda e intereses más bajos. Esto varía mucho de acuerdo a los planes y una tasa alta no significa mejor o peor oportunidad, todo depende del conjunto de las variables y tu perfil como inversionista. Ahora, en algunos casos existe la posibilidad de adelantar mensualidades para disminuir la deuda, y con ello también disminuir la tasa de interés; o al menos evitar que aumente en caso de no ser fija. Pero hay que tener cuidado, ya que existen empresas o bancos que penalizan estos adelantos y las condiciones sobre ello se encuentran en las letras pequeñas de sus contratos. Así que, estando bien informados, es una excelente oportunidad aprovechar los planes que permitan adelantos (normalmente limitan la cantidad en un mínimo y un máximo), ya que bajen o no los intereses, siempre es bueno disminuir nuestra deuda.

TIP: Pregunta siempre a profundidad si se pueden hacer pagos adelantados, si hay penalización por ello o no, cuál sería el límite máximo y mínimo de adelanto, con qué periodicidad se puede realizar, si se debe dar un aviso previo a la institución, si adelantar pagos baja el monto de la mensualidad, y todos los detalles posibles.

 

CALCULA el costo final del crédito y si incluye o no seguros

pexels-photo.jpg

Una vez que analizamos y comparamos los beneficios y las especificaciones de nuestras opciones de crédito, podemos entonces hacer la comparación final considerando el costo total de cada crédito. Cuando acudas a alguna institución para pedir informes, es muy importante que solicites también la tabla de amortización del crédito y analices la cantidad total que se terminaría pagando al liquidar por completo el crédito. De esta manera, puedes darte cuenta si la tasa de interés más baja es realmente la mejor opción al final o no. Ahora, muchos créditos incluyen algunos seguros para protegerte de diferentes maneras, sin embargo, la inclusión de un seguro significa un incremento en el costo del crédito y hay que tener cuidado con ello. Lo más recomendable, es evaluar a profundidad si se necesita realmente la obtención del seguro o no, de acuerdo a tus necesidades como inversionista, y entonces decidir si conviene contratarlo con el crédito o mejor por separado, o simplemente no basar en ello tu elección del plan de pago si no te conviene.

 

AHORRA para ser capaz de dar un enganche significativo

pexels-photo-928188.jpeg

Finalmente, una de las mejores recomendaciones que se pueden dar, es ahorrar. Y, más allá de simplemente ahorrar, se trata de buscar tener un fondo de dinero para poder invertir con mayor facilidad y menor necesidad de conseguir un crédito extenso. La mejor manera de invertir es estando prevenidos siempre con una cantidad de dinero ahorrada y disponible para hacer los primeros pagos. De esta manera, la mejor opción es ahorrar dinero para poderlo usar como enganche, y entre mayor sea el porcentaje de enganche que se dé, menor será la deuda y el gasto final del crédito en caso de solicitar uno. Así mismo, prevenirnos de esta forma nos puede ayudar a tener una mejor planeación de nuestra actividad de inversión para visualizar a futuro más oportunidades de compra, renta o venta. Y así, poco a poco, ir construyendo nuestro patrimonio con las mejores herramientas.

Un comentario el “5 Recomendaciones para elegir un plan de pago

  1. Pingback: Pasos a seguir para hacer nuestro plan de inversión – Blog con artículos del sector inmobiliario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: